Skip to content
abril 8, 2015 / Diego Laje

¿Cuánto me cobras por venderme tu salud?

La planta química Dragon Aromatics explotó por segunda vez en dos años, dejando 19 heridos según medios oficiales chinos. Hace algunos años el gobierno chino habló sobre la preocupación alrededor de este proyecto.

Según testigos, se sintieron vibraciones hasta a 50 kilómetros, informó la agencia Xinhua.

Se necesitaron 829 bomberos para luchar contra las llamas.

La planta producía paraxileno, un compuesto cancerígeno utilizado en la producción de poliéster.

Xianglu Group, una taiwanesa, opera este establecimiento. Es una empresa que no cotiza en bolsa e informa poco sobre sí misma. Por este motivo, es difícil saber qué capitales son realmente.

La provincia de Fujian, donde está ubicada la empresa, es una gran receptora de capitales taiwaneses. En muchos casos los capitales utilizan distintas economías de la Gran China (Taiwán, Hong Kong y Macao) para recibir los beneficios de inversores extanjeros, así que no se puede descartar que este proyecto también haya recibido fondos locales reingresados desde estas economías.

China no informó sobre muertos.

El accidente dejó 19 heridos.

En 2012, compró hidrocarburos condensados de Irán a precios descontados, informó Reuters. Irán no es el único proveedor de insumos, al tiempo que la empresa debe importar un 53% de su materia prima.

Tras esta explosión, el precio del paraxileno y benceno en Asia creció un 5%, según Platts.

Entre tanto, este tema demuestra los costos del desarrollo chino. Por un lado, la seguridad industrial siempre fue un déficit, junto con el cuidado del medioambiente. China ostenta un oscuro récord en ambos temas y suprime la mayor cantidad de información posible sobre estas falencias.

Mi conclusión: todos quieren crecer como China. Pocos entienden el costo que pagan los ciudadanos del gigante asiático para crecer a estas tasas. Accidentes industriales a gran escala y una población enferma por la contaminación son parte de la fórmula necesaria para alcanzar este éxito en lo económico y, ahora, también en lo político ¿Los envidiosos del mundo están dispuestos a pagar este costo para alcanzar igual éxito? Por suerte, los chinos decidieron crecer menos rápido y tomarse el tiempo para mejorar su calidad de vida. Espero que no sea tarde.

Finalmente, se controló el siniestro, informó Xinhua.

Twitter: @dlaje

Bookmark and Share
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: