Skip to content
marzo 1, 2013 / Diego Laje

El gobierno de Beijing intenta terminar con una práctica que le da mala imagen a los productos chinos. Luego que una consumidora en Estados Unidos haya encontrado una carta en productos chinos denunciando explotación en un campo de prisioneros, crecieron las denuncias por la explotación de presos políticos.

En este informe estudiamos las implicancias económicas de esa práctica.

Además, las autoridades de Hong Kong intentan -nuevamente- apaciguar el loco mercado inmobiliario local.

Este informe se produjo junto a @eudoraeudora

Muchas gracias a @cnnesptvfans por compartir el video.

Twitter: @dlaje

Bookmark and Share
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: