Skip to content
mayo 17, 2011 / Diego Laje

Francés busca novia, brasileño odia dólares, un chino se prepara

China no es lo que nos dicen que es. Por supuesto que es una economía importantísima. Pero hay muchos observadores encandilados por datos sueltos que no conectan.

Si me sigues en Twitter, ya sabes que el Presidente del Consejo europeo (o sea el presidente de Europa) viene a China “analizar” la crisis de deuda en su región, según este artículo. Los chinos ya hablaron de deuda con varios países del bloque y dicen ser acreedores, sin aclarar cuánto tienen. Reservas no les faltan, ya que tienen más de dos billones de dólares.

Para citar un caso, también propongo un link que difundí por Twitter. Según la nota del oficialísimo periódico Pueblo en Línea, China invertiría 13.000 millones de dólares en el sistema financiero español. Acompañé el link, con un sarcastiquísimo comentario editorial.

En medio de este lio europeo arrestaron al francés Dominique Strauss-Kahn, el timonel del FMI, y no podrá estar en una conferencia para ver cómo se salen Grecia, Portugal y España del pantano económico. Strauss-Kahn está acusado de intento de violación a una empleada del hotel en el que se quedaba en Nueva York. Con o sin el francés, Europa debe solucionar su crisis de deuda y acude a China por ayuda.

Los chinos no podrían estar más exultantes.

Por otro lado, Brasil propuso al ministro de comercio chino Chen Deming que dejen de usar dólares en su comercio bilateral. China experimenta desde hace tiempo con fórmulas que saquen al dólar del medio de sus transacciones internacionales.

La lectura que hace el común de los observadores se basa en datos como los descriptos arriba para decir que China será la potencia mundial que desplazará a Estados Unidos (el el yuan chino al dólar) y que el mundo debe arrojarse a sus pies cuanto antes.

Esta interpretación está muy equivocada. Y como ejemplo de la lectura que NO hay que hacer, recomiendo este artículo del BID (la primera parte).

China tiene reservas en dólares que no puede usar. Si las gasta puertas adentro, la tasa de inflación se va por las nubes y se siembra más descontento del que ya hay. Si cambia sus tenencias de bonos estadounidenses por, por ejemplo, bonos europeos destruye el valor de la deuda norteamericana. El “datito” se omite en este análisis del Observatorio de la Política China, al hablar de política exterior del país asiático. La consecuencia de la caída en precios de la deuda del Tío Sam es la inmediata devaluación de sus propias reservas fuertemente invertidas en la verde moneda.

China tiene fondos, pero no tiene alternativas.

En cuanto al yuan chino (o renminbí) como moneda de intercambio, falta mucho. Si bien se ve un camino de apertura monetaria, China no permite la libre flotación. Si el yuan flotara se revaluaría tanto que los salarios, entre muchas otras cosas, dejarían de ser competitivos a nivel mundial. El gigante asiático dejaría de ser la fábrica del mundo y el desempleo llegaría al cielo. De nuevo, problemas sociales.

Así que en el corto o mediano plazo no hay manera de que China ocupe el espacio que tanto los chinos, como varios opinólogos, quieren hacernos creer que tienen. Hay potencial, pero del dicho al hecho hay un gran trecho. Y quiero ver cómo un país autoritario pilotea un enfriamiento de su economía. Si quieren asesoramiento, preguntenle al expresidente egipcio Hosni Mubarak.

Y prometo seguir posteando imágenes de Bali en breve, para no estar serios todo el tiempo.

Twitter: @dlaje

Bookmark and Share
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: