Skip to content
abril 4, 2011 / Diego Laje

Dramas latinoamericanos for export

La semana pasada me dediqué a ponerme al día con la industria del cuero. Se realizó una gigantesca feria en Hong Kong y había representantes de toda América latina.

El producto, fue esta nota de análisis del negocio para AFP.

El cuero tiene la espectacular bondad de que es un derivado de una materia prima que toca a toda la región, ninguno de nuestros países escapa a esta industria. Además, conecta una serie de sectores, desde zapatos hasta automóviles.

El centro de lo que pasa con el cuero es una serie de distorsiones en el mercado que resultan de menor oferta de cueros (por menor oferta de carne, nadie faena sólo por la piel) y mayor demanda de los países emergentes. Nuevas clases medias en Brasil, Rusia, India y China ahora quieren zapatos de cuero y autos con asientos de piel.

Así que nuestros proveedores lamentan no satisfacer más demanda.

A eso se suman elementos que quedaron fuera de esta nota. Por ejemplo, los argentinos tienen no sólo que luchar con la competencia, también deben pelear con el gobierno que no da visas ciudadanos chinos. Esto significa que se pierden negocios, cuando los compradores del gigante asiático eligen países que sí les permiten la entrada.

Por otro lado, un exportador de químicos para el cuero de Uruguay enfrenta el problema que la escala de los negocios con un gigante como China puede hacerle vender toda su producción de un plumazo. Eso es peligroso: un sólo cliente significa que la empresa se muere el día que se pierde ese negocio.

Así, Walter Rodriguez Techera de America Chemical me dijo “tengo que tener un relativo balance y no ser tragado por una potencia,” hablando sobre China.

Rodriguez Techera comentó que varios empresarios de su país tenían miedo que los afecte la radiación de la accidentada planta de Fukushima, en Japón. El país del sol naciente está a unas cinco horas vuelo de Hong Kong, eso sería lo mismo que un problema en Caracas afectara a Buenos Aires.

No hay razones para temer a la radiación aquí.

La nota completa explica los riesgos y distorsiones que sufre esta industria y recorre en detalle qué está pasando. Recomiendo una lectura y repongo el link.

Twitter: @dlaje

Bookmark and Share
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: