Skip to content
junio 17, 2008 / Diego Laje

Hola, vine a comer, perdón… ¿su nombre?

Este fin de semana nos entregamos a otro viaje por China. Nos fuimos a Mongolia Interior, un eufemismo con el que China define la parte de Mongolia que se anexaron después de la revolución comunista. La capital de esta región autónoma es Hohhot. Cabe aclarar que Mongolia Interior es lo que Tíbet será en el futuro: 15% población mongola nativa, 85% población china han importada. Un “paraíso” donde la cultura local se preserva como una curiosidad, para ser admirada en dosis clínicas.

Pero lo político no es el centro de esto. Anduvimos en caballos mongoles, descendientes de los que usó Gengis Khan para conquistar toda la tierra entre el Báltico y el Pacífico. Si tuviera que calificar estos caballos debería decir que lo que logró ese señor fue a pesar de los animales, no gracias a ellos.

Pero lo importante es que éramos unos 12 extranjeros, todos de distintos países, en un tour organizado por una empresa china que poco entendía nuestras necesidades. Así que, finalmente, decidimos hacer lo que se nos dio la gana y tomamos control de la situación. Mientras los guías querían que vayamos a la gran ciudad a hacer compras (y cobrar una comisión por eso) nos rebelamos y propusimos otra cosa.

Cuando el bus iba por la ruta divisamos una aldea agrícola que se veía muy vieja y toda de barro. Decidimos que no almorzaríamos en un restaurante elegido por los guías. Allí comeríamos nuestro almuerzo. Los coordinadores chinos estaban fuera de sí. No entendían cómo sería posible. Sin embargo insistimos y tuvieron que aceptar.

El bus paró en el camino, bajamos y nos metimos en el caserío. Llegamos, y nos pusimos a hablar con la gente, que salió de sus casas a ver a estos extranjeros locos que llegaron en masse a su reducto. Hablaban un mandarín incomprensible, pero los guías finalmente aceptaron traducir.

Les explicamos que estábamos de viaje, recorriendo la zona, y que queríamos comer en ese lugar. Y fuimos directos con una señora mayor: ¿nos prepararía la comida a los 12?

La señora, era baja y con la piel bien curtida después de décadas de plantar y cosechar en algún lugar de Mongolia. Vestía unos pantalones avejentados y una camisa de colores. En la cabeza tenía un tocado blanco. Bien blanco. Lo que sugería que era una persona muy limpia, y por lo tanto, su comida no nos daría una profusa descompostura.

Sin embargo, 12 extranjeros y 3 guías – 15 en total, parecía demasiado y nos sugirió que 7 vayamos a su casa y los otros 8 a la de una amiga. Y así nos dividimos en 2 grupos. Uno almorzó con esta señora y nosotros quedamos en el grupo de otra habitante del caserío que vivía a unos metros nomás.

Y así invadimos la casa de una familia: padre (52 años), madre (poco cortés preguntar la edad) y 3 hijos. La del “medio” estaba presente y hablaba inglés. Todos cooperamos en la cocina y se prepararon unos fideos con carne, unas empanadas fritas con relleno de porotos y unos panes fritos. Toda la comida era irresistible, casera y una invitación a seguir comiendo.

Cordialmente nos comentaron que poco después del almuerzo debían volver al trabajo, así que teníamos hora de salida. Más interesante fue que 2 amigos del pueblo se vinieron a comer con nosotros.

La conversación fue magra por dos razones, la primera fue que el acento de “tierra adentro” en el mandarín lo hacía casi incomprensible, la segunda fue que la comida estaba demasiado buena como para invitar a la charla.

Después de comer, nos sacamos algunas fotos. Charlamos un poco. Nos subimos al bus y nos fuimos. A la ciudad, Hohhot, a ver otra ciudad del interior de China.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: